lunes, 27 de diciembre de 2010

Nineteen


Me gusta verte ahí, en frente mía. Cuando eres incapaz de no acercarte y te abalanzas sobre mí. No te importa nada más que el momento en el que estamos. Pones absolutamente todos tus sentidos en mí, me besas. 
Gracias por saber como hacerme feliz y, sobretodo cariño, gracias por ser tú.
Estoy segura de que no me voy a cansar nunca de estar a tu lado, que tu tampoco lo harás y que te quiero conmigo toda la vida.

J


Quiero una vida a tu lado y que no se acabe nunca.

viernes, 24 de diciembre de 2010

18.

La vida da tantos giros, fallidos o acertados. Cambios que te hacen crecer como persona. Para mi opinión quiero poder derrumbarme en algunas ocasiones, porque pienso que es necesario que todos tengamos momentos duros y que, por nuestra cuenta, nosotros mismos sepamos como salir de ellos. Y también llorar es muy importante hacerlo tanto por buenos momentos como por malos. Pero mucho más lo es reír y sonreír SIEMPRE, tener una sonrisa que signifique tranquilidad y que produzca sensaciones de despreocupación. Como muchas sonrisas me han transmitido esa sensación a lo largo de mi vida.
En mi vida puedo decir que él llegó algo tarde, pero creó una importancia tan impensable que a ninguno de los dos nos importó lo más mínimo, de hecho no era necesario decirle nada, era como si desde siempre hubiese formado parte de mi vida. Supo todo sobre mí y lo hace todo perfecto, me gusta cuando lo deja todo para centrarse exclusivamente en mi felicidad.
La vida, está llena de sorpresas y ahí es donde está la gran reflexión sobre ella, donde se encuentra su belleza. Nunca sabes lo que va a pasar y en ocasiones no sabes lo que quieres que pase. Ni se sabe cuando se toma la decisión correcta en el momento correcto, complicaciones, dudas, errores... El tiempo pone todo en su sitio. Y todo depende de cómo se mire, hay que buscar el lado positivo, ese que tan escondido y tan oculto se encuentra siempre.
Un día te encuentras en el máximo éxtasis y otros prefieres no existir. Últimamente me encuentro en esa primera fase donde todo es tan sencillo y todo avanza a la perfección.



Gracias por un día tan especial. :')

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Endless.


Hoy, en cambio, pienso de otra forma. Me gusta más pensar cosas como que estabas conmigo ayer, hoy y mañana también lo estarás. Que cuando tú hablas me encanta callarme y que escucharte es un placer. Y que cuando yo hablo tus ojos se clavan en mí, de tal forma que haces que pierda la concentración. Me pregunto como es posible que pueda pasar del debate, la discusión, al gran placer de sentirte. Pasando así, de una película en blanco y negro de recuerdos de la infancia, a un arco iris con más de siete colores. Que sólo tú con tocarme con tus dedos creas escalofríos en mí. 
Que siempre que me dices algo enmudezco y miro fijamente el movimiento de tus labios, con unas ganas irremediables de abalanzarme sobre ti. 
Me encanta sobre todo la seguridad que me transmites. 
Confío en ti sin lugar a duda y si yo salto, tú saltarías después.

domingo, 19 de diciembre de 2010

Eight months of love.



♥.

Allí estaba, en aquella clase. Era principios de primavera y estaba doblado hacia dentro. No era nuevo ni viejo, pero si que estaba algo usado. Y estaba solo, al igual que yo. Pero mis pies caminaban con la tentación de querer acercarse más a él.
Él estaba como esperando una primavera de abril, tras todo un invierno. Lo estuve mirando, más bien observando durante un largo tiempo, en espera de algún movimiento o alguna palabra. Quería que me contara porqué estaba allí, quien lo había dejado y si hacía muchos días o unas pocas horas. Yo lo sabía perfectamente pero como sentía que él quería oír lo mismo, me acerqué. Me senté a su lado y a los pocos minutos me preguntó si sentía frío. Le contesté que si y calló al instante.

Estaba dispuesta a irme, cuando de repente me contó que llegó allí sin ningún porque y sin ninguna razón, pero me afirmó que estaba sólo. Me planteé si podía ser el destino, pero me pareció muy pronto. Me transmitía tristeza conocer su paradero. Un abrigo que no da calor es como un día del cual sabes su repugnante final y simplemente deseas dormirte para que llegue otro mejor; como cuando te quedas paralizada delante de un reloj mientras las agujas se mueven y siguen moviéndose mientras lo miras, mientras se mueven sigues mirando, lo miras y no dejan de moverse y siguen moviéndose aunque dejes de mirar.

Pero yo sentía que me transmitía más calor del necesario aún sin probármelo, de hecho quería que ese abrigo me diese el calor que unas no recibieron o que otras no quisieron recibir. Podía escoger cualquier tipo de abrigo, había muchos, pero todos eran muy fríos, yo quería aquella piel, aquel olor, aquel tamaño, aquellos botones… Pues cada uno de ellos terminaban de formarlo y le daban el punto de diferencia con el resto. Me mostraban todo sobre él, enseñándome su fuerte carácter y todo el cariño que estaba dispuesto a darme al mismo tiempo. Solamente con verlo supe que era para mí. Entonces me lo probé. Me sentaba estupendamente, quería quedármelo. Y así fue, ahora es el abrigo que no me quitó de encima.
Me gusta pensar que este será mi primer invierno con él y estoy completamente segura de que no pasaré frío.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Dime lo que quieres y lo seré por ti.


Hay muchas formas de quererse, ¿sabes? Pero la suya era... total. Un amor puro, increíble, alucinante. Un amor especial como hay pocos. Y ellos lo sabían. 
Todos los enamorados del mundo creen que su amor es único y distinto, pero el de ellos si lo era. Estaban hechos el uno para el otro, se tenían y deseaban fundirse en uno solo, cuando estaban juntos el tiempo se aceleraba, y cuando estaban separados se hacía eterno. Cada beso, cada caricia, era un puro sentimiento desnudo. Podían pasarse horas mirándose a los ojos y nada más, pero cuando se acariciaban, se besaban... entonces... no hay palabras para describir esa emoción. 

viernes, 17 de diciembre de 2010

Love isn't easy

Has iluminado todo desde que apareciste, tú me has dado tu luz y yo la mía. Tal vez tendríamos que pensar que la cuestión no es quien tiene la mayor capacidad para ser el más imbécil, nos deberíamos preguntar si realmente merece la pena y si nos seguimos queriendo. Y podría asomar la cabeza por la ventana ahora mismo y gritaría un ''SÍ'' pero creo que no es necesario. No porque no me escuches, sino porque si hemos llegado hasta aquí es porque está más que claro todo eso, entonces ninguna de estas son las cuestiones.
Quizás la cuestión de la que hablo no exista. Probablemente lo que hago es preocuparme nada más y no me gusta cuando dices lo contrario. Pero hay momentos en los que debo actuar así.
Y podría sentirme de la mejor forma posible si ambos pusiésemos un poco de nuestra parte, pero no, hoy ha tocado uno de esos días que últimamente son tan habituales. Esos días que hacen que te sientas mal contigo mismo y que ni siquiera sepas como acercarte a la otra persona. O no sabes como reaccionar y te da la sensación de que ni siquiera lo conoces. 
Es realmente asqueroso y me gustaría saber porque pasa, pero pasa y ya está. Supongo que si existen son con la finalidad de algo bueno, al fin y al cabo es algo que también nos une, o eso creo. 

El amor no es fácil, pero yo quiero que si es complicado lo sea contigo.



miércoles, 15 de diciembre de 2010

Aviones.

Cuando nunca había pensado que algún día podía llegar a hacerle daño a la persona que más quiero en este mundo, sucede. En una situación así es cuando sabes lo que es sentirte como lo más pequeño e insignificante que ha existido jamás, en definitiva, la mayor mierda. Te das cuenta de que existen partes de tu cuerpo que pueden producir un dolor terrible y que ni siquiera sabía que tenía. 
Y no importa nada más que el tiempo, no hay ninguna otra solución. Por muchas noches sin dormir, o muchas copas de whisky que bebas, la solución va a ser la espera. Aun así, con todo mi orgullo, me acuesto pensando todo lo que él ha dicho exageradamente cuando lo que tendría que hacer es reflexionar sobre mí, que aún no entiendo hoy como he sido capaz de comportarme de ese modo, idiotez o quizás inocencia. 
Pero, después de todo, consciente el tiempo que va a durar esto, se como tengo que actuar en ocasiones como esta, aunque espero que no se presente otra de este tipo, ni de ningún otro, que haga que podamos llegar a tal punto, y nosotros sabemos de que hablo. 
Y cuando esto se pase, recuperaremos el tiempo perdido de la mejor manera, solamente necesito recuperar ‘’tu cara de cosi’’ y lo tendré todo otra vez. 
Siento lo mismo hoy que el día de esta foto, te lo juro.

viernes, 3 de diciembre de 2010

Vida.


Y no cabe ninguna duda de que todavía me quedan palabras para ti. De hecho estoy segura de que es posible expresar todo lo que siento, las palabras más difíciles ya las hemos encontrado. Y se me ocurren muchas más pero me las guardaré para las diecinueve vidas que nos quedan por vivir.

Hush

En algunas ocasiones nos quedamos en silencio porque tenemos tantas cosas que decir que a veces es mejor no decir nada, o por miedo a decir algo de lo que después puedas arrepentirte, miedo a la sinceridad a decir todo lo que piensas, a que los demás puedan juzgar tus sentimientos por ello.
Pero el silencio es un espacio vacío, algo donde todas las palabras que no queremos decir se guardan, donde se esconden los sentimientos. A veces esos pensamientos ocupan la mitad de tu tiempo, mañanas llenas de ilusiones, tardes repletas de recuerdos fascinantes. Y cuando no es así estos recuerdos hacen que deriven en noches de tristeza.
Mi estado de ánimo, mis ganas de sonreír, mi existencia, mi afán por saber que tú has cambiado el ritmo de mi vida. Los pensamientos que antes aparecían y renegaba ahora son los que aparecen inconscientemente. Son mucho mejores e incluso en ocasiones hacen que el tiempo se consuma cuando están en mi mente, involuntariamente aparecen y en un instante me trasladan con ellos y me pierdo durante varios minutos.
Estoy completamente segura de que la felicidad es lo que más abunda en mi vida ahora mismo. He conseguido lo que me he propuesto hasta ahora y lo único que me queda es luchar por lo que tengo, con las pequeñas dificultades que ello propone.
En ocasiones no es fácil, pero hay una única razón que me mantiene siempre con seguridad sobre mis propósitos.


Se ha producido un error en este gadget.