lunes, 30 de mayo de 2011

Sobra el título


Solamente decir que seguramente estas últimas semanas han sido de las más intensas de nuestras vidas. Tras terminar los duros exámenes nos esperaba preparar la maleta para nuestros últimos días juntos, nuestro último viaje. Disfrutamos como nunca y se pasaron volando. Y al llegar no nos esperaba otra cosa que un día lleno de emociones pero también de muchas sonrisas. Desde el primer día sabíamos que todo esto tendría su final pero hasta que no tienes las lágrimas en los ojos no eres consciente de ello. 

miércoles, 18 de mayo de 2011

Benditos mordiscos


Paciencia, con un toque de dulce violencia. No hay prisioneros en la guerra aunque te ate con seda a la cabecera mientras se consumen las velas. Y dejas que tu hombre haga que tiemblen tus piernas.
Te lo daré como lo quieras.

miércoles, 11 de mayo de 2011

¿Conoce usted esos días en los que se ve todo de color rojo? 
— ¿Color rojo? querrá decir negro. 
—No, se puede tener un día negro porque una se engorda o porque ha llovido demasiado, estás triste y nada más. Pero los días rojos son terribles, de repente se tiene miedo y no se sabe por qué. 

jueves, 5 de mayo de 2011

Nada más

Y es que tampoco tienes mucho por lo que preocuparte, la vida sigue su curso como siempre y no tienes porque pensar en problemas absurdos e innecesarios. No te ralles, no llores, disfruta de todo lo que tú sola has conseguido y a lo que tú has llegado. Los demás problemas no tienen importancia porque, al fin y al cabo, lo tienes a él que es lo único que importa. Y si no fuese por eso todo sería realmente un verdadero caos.




Se ha producido un error en este gadget.