jueves, 24 de febrero de 2011

Que alegría más tonta

Después de haber pasado tantas noches sola ahora no sería capaz de vivir ni un día de mi vida si no estás. Si no te tengo reviento. 
No he vuelto a mirar atrás y todo me ha ido perfecto. No me arrepiento de amarte, ni del dolor, somos muy felices y eso es lo único que me importa. Recuerdo los momentos más bonitos de mi vida y son a tu lado. Y si alguna vez se estropease todo te iría a buscar donde estuvieses,  te necesito para vivir, es imprescindible tu aliento para respirar y no puedo ser feliz sin tu sonrisa. Y nuestra promesa de “juntos por siempre” no va a desaparecer nunca, va a tener más importancia con el paso del tiempo, incluso más que ayer, que hoy y que mañana. 
No cambiaría mi felicidad, mi novio ni mi vida por nada del mundo.

lunes, 21 de febrero de 2011

Por ti trasnocho, por ti derrocho



Necesito despertarme todos los días de mi vida entre tus brazos. Con un abrazo de los que aplastan las costillas, que dejan sin respiración, que dan calor y que me ayudan a dormir. Abrazos que quitan las ganas de llorar. Que te apetecen a cualquier hora, pero sobre todo cuando estamos viendo las estrellas. Abrazos que signifiquen vivir libre y a la vez aferrada a ti. Abrazos de despedida pero también de bienvenida, de los que hacen llorar de felicidad.Abrazos que vienen acompañados de un beso, de un cosquilleo y de una noche idílica. Abrazos de los que me hacen volar. Abrazos tuyos, por supuesto, ya que nadie más me hace sentirme tan perfecta como tú.


333 días, amor.

sábado, 19 de febrero de 2011

Ten months of love.

Quiero seguir durmiendo, soñando, despertándome a tu lado y que nos volvamos a dormir.
Quiero ser tu mejor amiga, dejarte mi hombro para llorar y mi sonrisa para reír. Tu novia, para darte todo el cariño que tengo para ti. Tu amante, tu confidente, tu enemiga, tu esposa, tu padre y tu madre pero, sobretodo, el amor de tu vida, para que sigas demostrándome que me vas a amar siempre.
Compartir momentos de arrepentimiento, de emoción, buenos, malos, felices o tristes porque al fin y al cabo todo nos une y de todo se aprende.
Sentir al final de cada día que ocupas todas mis horas y que estarás ahí pase lo que pase. Llegar a casa y que mi cama huela a ti, tener tus regalos, tener siempre algo tuyo, algo que me recuerde a ti.
Nos queda tanto por compartir, tantos sueños, pero con mucha paciencia, tranquilidad y amor conseguiremos nuestros propósitos.
Quiero una vida contigo. Quiero ser tuya, porque tú eres completamente mío.


viernes, 18 de febrero de 2011

Ella



Un te quiero lo dicen muchas, pero ella lo demuestra cada día.
Siempre

jueves, 10 de febrero de 2011



Esta eres tú, los ojos cerrados, bajo la lluvia. Nunca imaginaste que harías algo así, nunca te habías visto como… no sé como describirlo, como una de esas personas a las que le gusta la luna o que pasan horas contemplando el mar o una puesta de sol. Seguro que sabes de qué gente estoy hablando… o tal vez no. Da igual, a ti te gusta estar así, desafiando al frío, sintiendo como el agua empapa tu camiseta y te moja la piel, y notar como la tierra se vuelve mullida bajo tus pies y el olor, y el sonido de la lluvia al golpear las hojas. Todas esas cosas que dicen los libros que no has leido. Esta eres tú, quién lo iba a decir… tú.

lunes, 7 de febrero de 2011

Me derrito


Sonrío continuamente, te aproximas a mis labios. Y no se me ocurre otra cosa que detenerme y dejar que tú sigas. Tu sonrisa la siento cada vez más cerca y tus palabras cada vez son más bonitas. Cierro los ojos y solo te imagino, pero te siento, me estás besando. Me abalanzo sobre ti y caigo entre tus brazos. 
Me derrito, me pierdo.
Yo, estúpidamente enamorada y arrastrada por un único deseo, hacerte feliz.

sábado, 5 de febrero de 2011



-Quiero decirte algo, tengo que decirtelo ahora. Te quiero. Me he enamorado de ti y creo que el mundo es menos malo porque existes. Siento que quiero pasar contigo... compartir el resto de mi vida y todo eso, las palpitaciones, los nervios, el sufrimiento, la felicidad y el miedo. Quiero... deseo acariciarte a todas horas y quiero cuidar de ti.
-Ten cuidado, suena a clásico enamoramiento...
-Estoy enamorado. Clásicamente enamorado.

Si no me besas ahora, me pongo a gritar

viernes, 4 de febrero de 2011

Contigo, me pierdo.

Es él. Ese al que me apetece regalarle todo mi tiempo. Ese que consigue llamarme por cien nombres y que cada uno sea más bonito que el anterior. Ese que me besa enloquecido contra las paredes. Ese que es capaz de cabrearme y hacer que mi humor cambie en cuestión de segundos. Ese que está todo el día en mi cabeza. Ese que hace que me vuelva la persona más celosa del mundo. Ese que me mira fijamente a los ojos cuando le hablo, que es capaz de ponerme nerviosa constantemente. Ese que por mi iría hasta el fin del mundo. Ese que para desenfadarme pone caritas. Ese que me saca todas las sonrisas y que es el dueño de cada una de ellas. Ese que se queda conmigo aunque tenga mil cosas que hacer. Es él, el que hace que esté tan segura de que quiero pasar el resto de mi vida a su lado.
Hace 316 días desde que supe que eras la persona ideal. Es algo que no sabes como, pero lo sabes. Puede que en ese instante no lo supiese pero si tenía claro que lo quería, lo quería para mí. Lo supe y lo sigo sabiendo, solo existe él. Nadie se le parece ni lo más mínimo, ni nadie podrá llegar a igualarle nunca.

jueves, 3 de febrero de 2011

Quiero dejar el mundo entero por ti














Vayamos lejos, pero no me sueltes nunca. Sujétame, no dejes que me caiga. Viajemos por donde tu elijas hoy, pero mañana me toca a mí. Sigamos creciendo cada día. Agárrame si me confundo de dirección y guíame hacia ti.
Juntos, tu conmigo y yo contigo, no necesitamos a nadie más.


Somos uno.

miércoles, 2 de febrero de 2011

Pánico


Tengo miedo a la rutina, a lo diario, a que todo cambie por una palabra mal utilizada, un cambio que vuelque mi corazón y que vuelva los días grises. A los días planificados porque no suelen salir bien, al futuro decidido y escrito. Me dan miedo los caminos oscuros, las serpientes en los caminos y las arañas con pelo. Viajar y no volver. La gente sospechosa, con pelo de estropajo y que esconde la sinceridad bajo una falsa sonrisa que no transmite ninguna tranquilidad. Las falsas apariencias, las personas que apuñalan y traicionan. Las miradas de la gente que se esconde bajo sus paraguas cuando llueve. Le temo a las despedidas pero sobre todo a la distancia. Me dan pánico las discusiones que parecen no solucionarse. Las infidelidades, las mentiras, las rupturas. Me da miedo no ser feliz, no conseguir los propósitos que se avecinan. La soledad, ver la mesa de una cafetería cuando está ocupada por una sola persona. Tengo miedo en muchas ocasiones a perder al amor de mi vida, pero por eso nos esforzamos porque vaya perfecto. Me asustan las palabras que se dicen sin pensar porque en realidad es lo que se piensa. Los pederastas, los terroristas, los asesinos, los violadores y todo el mal que nos rodea. Las rectificaciones inciertas. Los pensamientos de los demás, las personas que hacen sufrir. Temo a los secretos. Pero amo los susurros, los “te quiero” al oído, la confianza, la tranquilidad y el calor que me transmites. Temo esperar algo que nunca va a llegar. El paso del tiempo me pone la piel de gallina, no disfrutar el día a día y vivir siempre un día por delante. No me asusta la muerte, pero si cuando es precipitada. Me dan miedo los recuerdos, echar de menos a las personas que ya no tengo a mi lado.
Se ha producido un error en este gadget.