martes, 29 de marzo de 2011

Mi razón de existir, alegría embotellada.


Cuando amas a alguien, h
aces cualquier cosa. Cometes locuras que no puedes explicar. Niegas la verdad, crees en la mentira. Hay momentos en los que crees poder realmente volar. Y nada ni nadie te hará cambiar de parecer.
Cuando amas a alguien, te sacrificas, das todo lo que tienes y no lo piensas dos veces. Lo arriesgas todo y no te importan las consecuencias.

1 comentario:

Se ha producido un error en este gadget.