viernes, 11 de marzo de 2011

2


Se que te gusta mostrar lo que no eres, parecer feliz es tu mayor arma. Te sale perfecto pero no es suficiente para esconderte tras tu realidad. Todo te cansa, no lo soportas, no lo aguantas, te inquieta, te desquicia y te amarga. Crees que tu apariencia es lo principal y con tu intento de felicidad intentas ocultarte, ocultar tus llantos, tu tristeza, tu ira. Pronto una de las veces en las que la monotonía llegue explotarás y acabarás. Enseña de verdad quien eres, el daño que haces, no te escondas detrás de la felicidad fingida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.