jueves, 4 de noviembre de 2010

Even the wind can separate

Tuve tanto miedo, miedo a perderte, puede que esa intranquilidad siga dentro de mí pero ya no es tan fuerte como antes. Pensé que cualquier cosa podría hacer que todo se terminase, pero cada día se ha ido haciendo más fuerte con cada beso, con cada suspiro, con cada sentimiento. Pensé que si venía una y te decía cualquier estupidez la querrías a ella, que si otra te besaba la querrías a ella y que si otra te amaba la querrías a ella también. Pero no, ahora estoy demasiado segura de que no eres de esos. YO soy la única que te dice cosas estúpidas, yo te quiero y yo te amo. 
Sabes que lo único que te he pedido con insistencia es que me quieras. Y si quiero algo más, que todo esto, pues no me importaría establecer una discusión de la tontas. Y es que lo mejor que podemos hacer es seguir juntos como hasta ahora ¿cómo vamos a estar mejor sino?, y si estamos es  por que sí, porque tu eres mío y yo soy tuya. Y si algún día quisiese renunciar, tendría que renunciar a mañanas, tardes y noches contigo, renunciaría a semanas y  fines de semana llenos de besos, renunciaría a lo importante que me has hecho sentir, a todo lo que he pasado a tu lado y a lo que nos queda por pasar. Porque todo esto es demasiado y nunca podría perdonarme el perderlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.