lunes, 15 de noviembre de 2010

Hoy ya no tengo ganas de escribir, me puede el sueño. Pero teniéndote a mi lado puedo hablar contigo toda la noche... 
Me siento perfecta a tu lado y todo lo que dices me parece imprescindible. Tú me susurras un "prométeme que te quedarás conmigo". Yo te demuestro que eres mi cielo, mi vida. De algún modo te demostraré que la razón está después de ti. Nunca pensé que diría esto, nunca pensé que ahí estarías tú. 
Recorres mi cuerpo con tu dedos, me abrazas con brío. Mientras yo expreso un travieso "cariño, así no vamos a dormir", tú me abrazas con más fuerza y me prometes una noche de las que no se olvidan nunca.
Suspiramos. Buenas noches, vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.