jueves, 14 de abril de 2011

Tú llegas y me das oxígeno

Te miro y elimino la tristeza en un suspiro. Das sentido a mi existencia, tu desobediencia, tu sola presencia, merece mi reverencia. Desde la nada me abrazas, no prohíbes ni amenazas. Me das retos, aventuras y responsabilidades, me quitas la intimidad, me haces temblar, soñar, me curas. 
Me eliges para hablar si las calles están mudas. 
Me desnudas con ternura y siento tu tacto y tu olor. 
Eres todo lo que tengo y te amo. Me alegras, me invades, me vades, alejas las tinieblas. Y me resucitas siempre, nunca me mientes, eres el recipiente donde las lágrimas se vierten. 

2 comentarios:

  1. Cada día te amo más vida... Otra entrada preciosa por no variar. TE AMO COSITA MIA L,

    ResponderEliminar
  2. Hola, como siempre, me encanta tu blog!
    Por cierto, ayer actualizé el mio con un nuevo relato, pasate si quieres. Espero que el texto sea de tu agrado, esperando que puedas sentir algo y pasar un buen rato. Gracias! Un beso.
    http://rafael1garcia.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.