viernes, 4 de febrero de 2011

Contigo, me pierdo.

Es él. Ese al que me apetece regalarle todo mi tiempo. Ese que consigue llamarme por cien nombres y que cada uno sea más bonito que el anterior. Ese que me besa enloquecido contra las paredes. Ese que es capaz de cabrearme y hacer que mi humor cambie en cuestión de segundos. Ese que está todo el día en mi cabeza. Ese que hace que me vuelva la persona más celosa del mundo. Ese que me mira fijamente a los ojos cuando le hablo, que es capaz de ponerme nerviosa constantemente. Ese que por mi iría hasta el fin del mundo. Ese que para desenfadarme pone caritas. Ese que me saca todas las sonrisas y que es el dueño de cada una de ellas. Ese que se queda conmigo aunque tenga mil cosas que hacer. Es él, el que hace que esté tan segura de que quiero pasar el resto de mi vida a su lado.
Hace 316 días desde que supe que eras la persona ideal. Es algo que no sabes como, pero lo sabes. Puede que en ese instante no lo supiese pero si tenía claro que lo quería, lo quería para mí. Lo supe y lo sigo sabiendo, solo existe él. Nadie se le parece ni lo más mínimo, ni nadie podrá llegar a igualarle nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.