lunes, 10 de enero de 2011

Era tal vez a simple vista la chica más normal que puedes imaginarte, sin ninguna complicación. Pero en realidad lo que aparentaba no era cierto, su vida estaba llena de dudas, de dolor, de sentimientos hechos pedazos. Era una chica que no jugaba con nadie pero que jugaban con ella. Que luchaba por lo que quería hasta que lo conseguía, pero no le había ido muy bien. Hasta que sin ninguna espera, en un momento perfecto, pero difícil, apareció quien tenía que aparecer. La persona adecuada, que supo como tratarla, que supo darle cariño, la persona que hoy le demuestra todo lo que ella jamás pensó que existiría. Así consiguió su propósito, tenerlo a él, la perfección más absoluta. No fue fácil pero ella lo quiso y no pensaba dejarlo escapar. Ahora, absolutamente todos los días, la persona adecuada sabe como tratar a esa complicada chica.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.